365 días con la Fuji x-100

Supongo que después de un año con una cámara ya se puede hablar de ella con conocimiento de causa. De hecho, estoy seguro que con menos tiempo también así que ya que hablo de una (X-100), hablo de otra (X-Pro1). No me pagan por hacer este post, ya quisiera, pero para eso está el blog ¿no? Y siendo de fotos y siendo estas cámaras, creo que merecen un poco de espacio aquí.

Fuji x-100

x-100 Edu Gómez

x-100 Edu Gómez


x-100 Edu Gómez
x-100 Edu Gómez

Como muchos de los que estamos en el mundillo de la fotografía, ya sea a modo profesional o como un aficionado más, cuando se formó todo el revuelo con la nueva cámara de Fuji, la x-100, también me salpicó. Era una joyita muy mona que a todos nos entraba por el ojo pero el que se interesaba un poco más y leía o veía más cosas de lo que esa cámara “tan bonita” podía hacer, la encontraba aún más interesante. No era para menos.

Como todas las joyas, la x-100 no es barata pero si lo comparas con cualquier Leica te parecerá que estás comprando bisutería barata. Ni mucho menos. La verdad que tuve la suerte de pillar una x-100 de segunda mano prácticamente nueva a un amigo que la compró cuando salió y se dio cuenta que no la iba a aprovechar todo lo que debería. Me ahorré unos 200 euros y la verdad que me vino de lujo, como a cualquiera. No obstante la hubiese comprado también si no hubiese encontrado esta oferta.

Teniendo una Nikon d700 la veía un buen complemento para hacer más fotos. Como a todo el mundo le pasa, hay épocas que haces más fotos y otras que haces menos pero empezaba a pensar que el tener que llevar un maletón cada vez que quería hacer fotos estaba haciendo que cada vez menos me acompañara una cámara (que no fuese un móvil) cuando salía algún sitio y, sinceramente, lo echaba un poco de menos. No es estar en modo ninja japonés haciendo fotos a todo lo que se mueva alrededor (ya pasé esa fase hace tiempo) pero si tener una herramienta capaz de dar calidad y de cumplir como lo haría la D700 sin tener que estar pensando el coñazo de llevarla encima. Y funcionó. En un viaje a Madrid mi amigo y también fotógrafo Luis Tenza me la prestó y ahí ya estaba vendido….

x100 panoramica

Vistas de Málaga. Haz clic para verla en tamaño completo

x-100 Edu Gómez

Aunque al principio cuesta hacerse a un nuevo formato de cámara pero habiendo leído como iba el tema y tirándote un par de días configurándola a tu gusto al final es fácil dar con el rollo. No me voy a poner a contar las características técnicas porque sinceramente, eso lo podéis leer en la página de fuji y en infinitas reviews más. Para que no se pierda nadie si diré que es una cámara “compacta” con sensor apsc (sí, como si fuese una réflex no full frame) y con una óptica fija de 35mm f2. Mirándolo de otra manera, es una óptica de 35mm y una luminosidad muy aceptable que no pesa “ná” y “no necesita de cuerpo”. Como no tenía 35, la verdad que me venía de lujo. Probablemente muchos que la compren por bonita o capricho sin saber muy bien lo que están comprando, al final se rayen y la suelten. No digo que siempre sea así pero hay que saber bien y estar acostumbrando a ópticas fijas para no empezar a echar de menos cosas.

Lo único que me asustaba era la “lentitud” que podía tener la cámara. Desde el primer minuto y sabiendo que no iba a ir a la fórmula 1 a hacer fotos me quedé tranquilo. La verdad, no es como la d700, tarda un poquito más en responder sobre todo al principio que intentas enfocar como en la otra, pero nada que pueda desesperar. ¿Puedes perder fotos por ello? Probablemente, como con todas pero no creo que vaya a perder la foto de mi vida por eso (cruzo los dedos). Quitando esto y la m***** caca de enfoque manual electrónico (hay que girar 200 vueltas para que llegue donde quieres), la verdad que me parece una gozada.

El visor es brutal. Por lo general lo uso en modo híbrido aunque depende de la situación y el electrónico la verdad que da buenos resultados aunque es a lo que más me costó adaptarme al principio. El mirar por la pantalla para ciertos encuadres también hace que tengas “nuevas posibilidades”. Y todo esto hace que 2 días después de comprarla ya tuviera 4 baterías y 2 cargadores. Al final, no es para tanto pero vamos.. que hay que echar un par de repuesto porque consumir, consume bastante. En general hacer las fotos con la cámara resulta una experiencia algo más pausada que con las otras cámaras pero muy placentera, lo de tener que mover diafragma desde el objetivo y tener una rueda con las velocidades marcadas hace que tenga un rollo especial que a mi personalmente me agrada.

x-100 Edu Gómez

x-100 Edu Gómez

Si sigues mi trabajo habrás visto que el los últimos años la fotografía ha estado orientada al retrato, unas veces tirando a una cosa y otras a otra pero fotos con gente al fin y al cabo. La mayoría de la gente que usaba la X-100 la calificaba como una cámara para fotografía y de calle y vale.. comparto que es casi perfecta para esto pero no sólo vale para ello (menos mal). Había hecho bastantes paisajes y otro tipo de fotos que, al fin y al cabo, fue para lo que compré la cámara. Llevarla conmigo cundo saliera por ahí de excursión o a cualquier evento. Pero fue en Menorca donde tuve la oportunidad de probar a hacer la primera sesión con modelo y sólo con ella (en otras, incluidos trabajos, había venido de respaldo) y la verdad que aprobó con muy buena nota. Aquí algunas fotos:

M: Mia Vilá - X-100

M: Mia Vilá - X-100

M: Mia Vilá - X-100

M: Mia Vilá - X-100

M: Mia Vilá - X-100

M: Mia Vilá - X-100

Estaba tranquilo por como se comportaría porque ya había probado antes en el tema del retrato pero siempre te queda la cosa de… ¿necesitaré algo más? Y la respuesta es sencilla, si montas y piensas las fotos para hacerlas sólo así, NO. La verdad que fue allí, en Menorca donde prácticamente mi x-100 se sacó el doctorado. Los paisajes que ofrecía y la posibilidad de hacer sesiones con modelo cada pocos días hicieron darme cuenta de que era una cámara muy polivalente y que se adaptaba bien a mi manera de trabajar. A todo esto le sumamos que ir con la cámara al cuello es como si no llevaras prácticamente nada, cosa que haciendo turismo también se agradece. Muchos habréis leído que los jpg que saca la cámara son brutales y lo corroboro pero yo tiro siempre en RAW. Muchas veces RAW + Jpg sólo por tener las miniaturas ya hechas pero vamos… no es algo que me preocupara en exceso aunque para alguna fiesta o quedada entre amigos si es verdad que pones jpg y puedes estar tranquilo de que saldrá decente.  Y hablando de brutalidades no me queda otra que nombrar el rango dinámico. Ahí si que ha habido veces que flipado y he pensado: “con lo poca cosa que parece…” y es que rinde muchísimo mejor que muchos armatostes.

Y mientras os cuento todo esto mi X-100 ha cambiado de dueño… Ahora la tiene Manu Talavera un buen amigo y gran diseñador/ilustrador/fotógrafo. Espero que le de tantas alegrías como me dio a mi.

Os preguntaréis: pero… si tan buena es y tanto te gustaba… ¿Por qué? Porque al tiempo llegó a mi vida la X-Pro1, pero os lo cuento en el próximo post. Mientras, por si alguien se ha quedado con ganas de ver más, os dejo con una galería que recopilé en tumblr de fotos realizadas sólo con ésta cámara: Mi tumblr (actualizo, sólo las primeras están en este tumblr con la x100, me he quedado sólo con uno. No obstante teneis los exif en todas las fotos)